Historia de la meditación

Las practicas de las que hablamos en FOCUS no son de ayer, sino que tenemos registros que datan de hace mas de 2000 años, donde ya se referencian dichas practicas en la religión védico-hinduista. Los sabios y los ascetas de aquel entonces ya se daban cuenta que el principal problema con el que debía enfrentarse el ser humano y la sociedad tenía más que ver con lo que pasaba por dentro a lo que pasaba por fuera.

La aparición de las grandes religiones mas adelante potencian la inclusión de este tipo de técnicas para buscar la trascendencia. El budismo desarrolla un método para alcanzar la liberación o el nirvana, e incluye el estudio de la meditación para alcanzar dicho fin. Paralelamente aparece en el siglo IV una serie de practicas ascéticas en la religión cristiana por los primeros monjes cristianos, los llamados “padres del desierto“. Estos monjes repetían una plegaria conectada al ritmo respiratorio, buscando liberar la mente y enfocar la atención a Dios.

La cábala judía también incluye la meditación para aquietar la mente y centrar la atención en un único tema. También los sufis, la corriente mística musulmana persiguen el objetivo de librarse del estafo errático de la mente.

Como-meditar-profundamente-1

En España conservamos un rico legado de este tipo de practicas en figuras como San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús o Miguel de Molinos.

El deseo de manejar la mente y orientarla a un objetivo ha sido prácticamente un deseo universal del ser humano, pues se ha dado cuenta de que el mismo instrumento que le ha llevado a dominar la naturaleza y colocarse en el escalafón mas alto de la cadena tiene un reverso, en el sentido de que es la fuente de toda angustia. Tiene en su poder un instrumento poderosísimo que puede volverse en contra, siendo imprescindible por tanto aprender su funcionamiento y adquirir las habilidades necesarias para utilizarla, y no, como suele ocurrir que sea la mente la que nos acabe utilizando.

En occidente la tradición meditativa importada de oriente comienza a introducirse a partir del siglo XIX con el auge del colonialismo europeo. Figuras como Swami Vivekananda (1836-1902), Gurdieff (1877-1949) o Krisnahmurti (1890-1986) son claves en este sentido. Ya en el siglo XX se produce el apogeo de estas técnicas, a la vez que se produce una expansión del budismo Zen y el budismo tibetano. Occidente adopta entonces la meditación Vipassana, basada en el control de la atención y la observación profunda de los estados mentales y físicos.

La ciencia ha rescatado este tipo de técnicas, despojándolas del aspecto religioso e ideológico y se ha dado cuenta de su importancia y utilidad en el ámbito de la Psicología y psiquiatría modernas. La neurociencia nos ha proporcionado una extraordinaria manera de observación que nos ha permitido comprender como funcionan estos métodos, corroborando los enormes beneficios que estos tienen sobre la salud mental y física.

Las investigaciones del medico Jon Kabat-Zinn y su desarrollo del Mindfulness han vuelto a poner en la palestra a la meditación y la vivencia del aquí y ahora como herramientas y aprendizajes de gran valor. Ha realizado mediciones con técnicas de neuroimagen, ha realizado investigaciones en muy diferentes ámbitos como poblaciones carcelarias, hospitales, ambientes multiculturales, corporaciones… Demostrando las posibilidades de estas técnicas para la gestión de la ansiedad y un desarrollo emocional adecuado.

DESCUBRE FOCUS

Author: rubencas

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>